Lágrimas De Plata, II

Cierto tiempo después de esta extraña tormenta, a varios metros al norte, estaba Jorge con su pareja, los cuales estaban sentados en el banco del parque, miraban divertidos como los niños intentaban darle de comer a las palomas sin llevarse ningún picotazo por el camino.

Una brisa se comenzó a levantar en el parque, inusual, ya que estaban en un buen día de sol, y esperaban calor en vez de viento frío.Entonces las palomas echaron al vuelo y se fueron como almas que lleva el diablo, desapareciendo del parque en pocos segundos, rumbo al norte. Las gentes del parque se quedaron perplejos con lo que acababa de ocurrir.

Un vendaval comenzó a levantarse deshojando los árboles cercanos, y nubes negras se tornaron púrpura alrededor de Jorge y su pareja, la cual le miraba asustada. En cambio él se quedó tranquilo, mirando como el cielo moria ante su mirada, minutos después lágrimas de plata, se lanzaban con furia ante ellos, mientras sonaban unas palabras desde lo más profundo de la tormenta púrpura.

"Mi Deuda Queda Saldada, Jorge"

Entonces una fuerte lluvia comenzó a caer, dejando los cuerpos vacíos de vida recostados sobre el banco, Jorge tenía dos lágrimas clavadas en el ojo derecho, y varias en el pecho, ella en cambio, tenía una en el tobillo, otra en la nuca y la última en la frente, dejando una estampa poco agradable para los niños que los miraban petrificados.

A los pocos minutos, la tormenta hizo acto de desaparición, dejando los cadaveres bañados en sangre y agua...
Comparte en G+

Sobre Jesús V.

    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

1 Plumas:

  1. sii, si que tengo tuenti, cual es el tuyo? no me vas a encotrar facilmente xD
    de verdad brutales textos. me encantan. sigue asi!

    un besazo!

    ResponderEliminar

Utiliza la tinta para marcar este texto...