Diario De Un Naufragio, Amaneceres.... - Papel De Tinta Negra

Novedades

28 de septiembre de 2010

Diario De Un Naufragio, Amaneceres....

Los amaneceres son un privilegio para alguien que tenga tiempo para disfrutarlos, y Marc tenia toda la madrugada para ver ese lujo de espectáculo. El callejón donde pasaba las noches estaba cerca del muelle, y siempre se despertaba con los marineros de camino al muelle despues de haberte tomado una copa antes de enrolarse en los barcos para salir a faenar.

Marc se despertaba siempre sobre las cinco de la mañana para pasearse por el muelle y sentarse en unos de sus bancos de piedra que todavia sobrevivian los envites del mar para contemplar aquel gran espectáculo. De paso al banco se pasaba siempre por el bar para pedir algo que llevarse a la boca, lo que siempre acababa en un mendrugo de pan con algo de queso, o chorizo. En esos momentos increibles donde los barcos zarpaban hacia el mar abierto llegaba siempre su amigo Joan, el cual le contaba lo que se comentaba cada mañana en la lonja y en los primeros puestos del mercado....

- A las buenas Marc,¿Que tal anda hoy usted?

- Bastante despierto para mi sorpresa, ademas mi suerte se hizo presente porque me han dado pan con queso.

- Felicidades por tu suerte Marc, espero que te dure todo el dia amigo mio, ¿donde piensas ir hoy?

- Pues habia pensado de camino aqui, que me acercaria a la Iglesia de San Juan, para que las ancianas de buena fe, la compartan conmigo, aunque mas bien quiero su generosidad en forma de monedas.

- Interesante, yo me acercare al mercado, aver si cuando las mujeres salgan de comprar, les sobra algo y lo comparten con este pobre mendigo.

- Mucha suerte amigo mio, me marcho a buscar mis monedas.

- Adios amigo mio, nos vemos al atardecer en la plaza del pueblo.

- Alli estare.

Despues de estas charlas de por la madrugada, despues se dirige a la plaza del pueblo para ver pasar a los vecinos corriendo o maldiciendo a sus familiares por no poder llegar a tiempo a una reunion o una cita, mientras el se situaba en su banco habitual a ver la prensa del dia anterior y a disfrutar de la brisa de la plaza....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Utiliza la tinta para marcar este texto...